1.5.10

Entres tubos y camas

ENTRE TUBOS Y CAMAS
Crónica de un surfari difícil
Abril 2010.


Las landas

“Cuando las dificultades afloran, se invierten otros tipos de sensaciones, entre ellas, la humanidad. Por el camino vas encontrando grandes personas que sin llegar a comprender muy bien, te abren el corazón como una bocanada de aire fresco que ayudan una vez más a creer en la vida”.
Ahora, un poco más tranquilo y en periodo de recuperación, desde casa, me gustaría desde éste mi blog, un tanto olvidado por las circunstancias, exteriorizar una vivencia que he tenido en éstos últimos días, en realidad un poco más de tiempo, algo que rompe la monotonía, algo que te despierta y te haces plantear muchas cuestiones que de otra forma dejas un poco de lado.
Te haces más sensible y sobre todo vulnerable… ¡que poco somos! Y la importancia que nos damos.
Desde el hospital, a duras penas plasmaba en una libreta todo lo que me inquietaba y sentía. Al ser una operación en la cabeza ha afectado un tanto en la comprensión escrita, lenguaje y comprensión cosa que paulatinamente va ir recuperándose.
Ahora, leo algo de el borrador escrito y leo cosas verdaderamente cargadas de emociones . Pienso que tenemos suerte de tener la capacidad de olvidar los momentos duros, gracias a eso podemos sobre llevarlo.

“Siento como si fuera la fuerza de una serie que llega desde el horizonte, bien marcada, larga, que se acerca y te sorprende, te pilla descolocado, remas fuerte para que no te pille, crees que será el revolcón de tu vida, sufriendo entre la espuma pero no, has llegado remando fuerte, has hecho el pato y estás apunto de afrontar una nueva bajada, ésta vez sientes desde fuera que la próxima va a ser tuya”.


DESENLACE
Siempre he tenido problemillas con el dolor de cabeza, siempre liado con los “paracetamoles”, “espidifines” etc , mis maletas habituales para los viajes siempre han sido un gran surtido de medicamentos , por si acaso, vamos, “un pupas”. Por lo visto algún día tenía que llegar y llegó preparando uno de tantos surfaris, de nuevo las landas.
El mar entra ordenado, perfecto, grande, limpio, con un solo radiante, no puede ser más perfecto, llevo un mes sin meterme al agua, creo que con el dolor de cabeza que tengo y como veo el mar , no creo que sea la mejor forma de aventurarse, espero a que baje un poco pero el mar sigue grande, ¡ qué bonito está!
Marcos, un gran amigo, viene de Valencia, se mete al agua solo ya que yo todavía estoy indispuesto, que lástima, no hemos podido disfrutar un surf juntos.
El mar baja, me encuentro un poco mejor, me enfundo el traje y me voy a la playa, empiezo a remar y enseguida noto que falla algo, cada brazada era un látigo en la sien, cojo una ola, muy a pesar, la bajo y la recorro un rato. En seguida me doy cuenta que falla algo y la mejor opción es ir al hospital de Donostia. A partir de aquí empieza el calvario de ingresos, médicos, camas, agujas , nervios, y un sinfín de despropósitos.
Tras varias pruebas de escáner me detectan dos posibilidades a tener en cuenta para poder “afinar” más exactamente el diagnostico
Se trata de un cavernoma vascular benigno localizado más ó menos en la parietal y bastante profundo. Respiramos tranquilos ya que era la mejor noticia que podíamos recibir.
Estamos en buenas manos , mi medico : El doctor Enrique Úrculo Bañon, jefe de neurocirugía del hospital de Donostia, una eminencia y mejor persona. No dejo de pensar en todas aquellas personas tan importantes y al mismo tiempo tan anónimas pasando tan advertidas en nuestras vidas, cuando en realidad lo que hacen es salvar vidas a diario con su hacer cotidiano, su experiencia y estudio constante. Pienso que deberían figurar en lo más alto del escalafón social.
Después de la operación, muestras de afecto por doquier, mucho cariño y amor por parte de familia, amigos e incluso, como decía al principio, personas anónimas que te tienden la mano, la casa, el corazón. Al estar sin los niños cerca, mi mujer y yo tuvimos que ser mas fuertes si cabe, esto es lo que ha sido quizá más duro.
Ahora, a la vuelta, tiende todo a la normalidad, debo estar de baja aún un tiempo pero en casa se hace más llevadero. Cuánto echaba de menos los besos de buenos días, las buenas noches… los besos.
Agradecer en el primer momento que empezó la historia, la paciencia, la dedicación y todo lo que han hecho por nosotros Marcos y Ana, auténticos sufridores de la historia inicial, ya que apoyaron en todo momento y ayudaron a que nuestros niños estuvieran bien atendidos en todo momento, ayudando en todas las tareas para que se sobrellevara lo mejor posible. Os debemos un surfari! Ana, prometo hacer caso a los médicos ;-)
A mis padres y hermano que en todo momento se entregaron, del principio a fín, sin desfallecer.
A “mi cirujano” D. Enrique Urculo Bareño
A mis Cuñados y amigos Yolanda, Juan, Marisol, Manolo, Diego y Pilar que cogieron el relevo de nuestros hijos ya en Valencia, para que continuasen la rutina del colegio y cuidarlos. Un besazo desde aquí.
A los amigos del camino, Marian, Roberto(hijo) Paco compañero de cama en el hospital también operado, grandes amigos, grandes personas que se volcaron con mi mujer para ofrecerle apoyo y casa .
A todos los amigos, que se preocuparon por mí, llamadas , muestras de afecto etc etc…
Y a mi cariñito Espe que lo ha padecido desde lo más cerca, eres un sol, ¡te quiero! y siempre te querré
Pedir perdón si he omitido a alguien involuntariamente.
Hasta pronto!

2 comentarios:

pepito dijo...

LEYENDO ESTO HOY TODO LO QUE LEA DURANTE EL DIA ME PARECE UNA TONTERIA Y UNA GILIPOLLEZ PUES CUANDO LEES UNAS PALABRAS TAN CARGADAS DE EMOCIONES TE DAS CUENTA DE LO MIERDAS QUE SOMOS .ESPERO Y DESEO QUE TE RECUPERES PRONTO QUE AUNQUE CREO NO HEMOS COINCIDIDO EN EL AGUA NUNCA ,ESPERO HACERLO PUES CON GENTE TAN POSITIVA HAY QUE APRENDER Y EMPAPARSE DE LAS COSAS IMPORTANTES .ME ALEGRO MUCHO DE QUE TODO ESTE BIEN Y VIENTO EN POPA .DE VERAS UN SALU2 Y A DESCANSAR !!!!!!

jossegor dijo...

Muchisimas gracias pepito!, te agradezco un montón las palabras, espero poderte conocer un día y compartir un día de surf pronto..
Un saludo